Otra Ana, Vidal, nos lo había comentado a Ana (Rennes) y a mí días antes, que la habían conocido en un bar, yo ni idea de ese nombre de mujer. Ayer por la noche, noche de libros, y los libros se hicieron mojitos en un bar raro, marroquí, con Madame y perro enano, en la calle Valverde tan cerca del Desengaño. Vino Curra, con otro superviviente de su generación y con una niña punk super maquillada, que no dijo ni mu en toda la noche... Hablaron de fantasmas que yo tampoco conocía (Benavente), de música y música que Ana y Teresa dominaban... Si yo hubiera sabido, algo le hubiera comentando del tango-punk que viene a bailar García Alix a la Casa de Galicia, cuando le da por ahí.

Solo me di cuenta de los ojazos de Ana Curra en la calle, en la noche, tenían hambre y querían ver si todavía había algún bar de tapas abierto. Tienen 50 años y dan clase de piano en El Escorial, donde anduve el jueves buscando fantasmas para mi tesis..

Mítico un texto de Alix sobre las putas del desengaño (http://www.elboomeran.com/obra/190/moriremos-mirando/), hoy la calle Valverde esta llena de gente buscando libros, buscando cerveza, buscándose a sí mismos. Ana y Alberto que miraba en la misma dirección, exactamente la misma......